Nuevos Hilos Rusos

Muchos pacientes que desconocen esta técnica han escuchado hablar de ella y sienten curiosidad por conocer más sobre este procedimiento y sus ventajas. Los hilos tensores o Rusos actuales están compuestos por material reabsorbible que se utiliza para lograr tensar la zona a tratar y una vez cumplido este objetivo, al cabo de 12 a 18 meses desaparece por reabsorción, dejando tejido colágeno que cumple este mismo objetivo. Se caracteriza por ser un material biocompatible y que no produce alergias; es justamente por causa de estas propiedades que muchos profesionales los utilizan también en muchos otros tratamientos, como por ejemplo en puntos de sutura. Se trata de la última novedad en procedimientos ambulatorios, ya que son rápidos y poco invasivos para la corrección de flacidez de cara y cuello.

¿En qué consiste esta técnica de los hilos rusos?
Consiste en colocar por debajo de la piel hilos de polipropileno, material muy resistente y que no genera rechazo en el tejido humano. Estos hilos poseen unos pequeños ganchitos que permiten adherirse firmemente a la piel y traccionarla hacia arriba. El hilo provoca un efecto "up" inmediato.

¿Cuánto demora el procedimiento?
Según la cantidad de hilos que se coloquen, desde ½ a 2 horas.

¿Cuáles son las principales ventajas?
Es un procedimiento ambulatorio con anestesia local, sencillo, rápido, prácticamente sin complicaciones. Los resultados se ven de inmediato, conserva la expresión de la cara de la persona, tienen duración prolongada (aproximadamente de tres a cinco años, y pueden volver a colocarse) y un valor mucho menor que el de un lifting convencional. Se puede realizar por zonas, ya sea por costos o porque el paciente se entusiasmó una vez que vio los resultados. Si estás interesado en probar este tratamiento para mejorar tu apariencia, puedes programar tu cita de valoración ingresando a la sección de cita y llenando el formulario para dar el primer paso hacia una renovación de tu imagen.