Fotorejuvenecimiento

El fotorejuvenecimiento es una técnica indicada para reducir las arrugas finas y disminuir el tamaño de los poros, corregir la foliculitis y homogeneizar el color de la piel. Para realizar este procedimiento, se trabaja con un dispositivo de luz pulsada IPL, un tipo de luz que permite ajustar el calor y la intensidad de la onda para que el tratamiento sea efectivo. Con la utilización de esta luz especial es posible también tratar la pigmentación de las ojeras. Los efectos de la luz pulsada intensa pueden dar como resultado una epidermis libre de manchas pigmentarias, eliminación de vasos diminutos inflamados e incluso una textura cutánea mejorada.

La luz pulsada puede ser aplicada en distintos puntos objetivos del cuerpo para ayudar a mejorar su apariencia cutánea; será el paciente, en conjunto con el especialista, quien decidirá cuáles serán las zonas a mejorar. Esta técnica puede ser utilizada en rostro, cuello, escote, espalda, manos o en otras zonas que el especialista considere favorables.

Si estás interesado en comprobar lo que el fotorejuvenecimiento puede hacer por ti para ayudarte a conseguir una piel más hermosa y rejuvenecida, puedes programar tu cita de valoración ingresando a la sección de cita y llenando el formulario para dar el primer paso hacia un mejoramiento de tu imagen.