Depilación Láser o I.P.L.

Muchas personas piensan que una piel libre de vellosidades es una piel más estética y limpia, tanto al tacto como a la vista, y por ello recurren a diferentes métodos de depilación que les permitan conseguir esta apariencia, especialmente cuando se trata de personas con abundante vello corporal. De entre estos métodos, algunos son más agresivos que otros y por lo tanto no todos están del todo recomendados, considerando que lo más conveniente es dañar la piel lo menos posible. Por ello, los métodos láser son los más indicados para erradicar el vello de la piel, y lo más recomendable es que el paciente tome muy en cuenta el método de depilación láser que nosotros ofrecemos, debido a sus importantes ventajas.

Depilación con Láser Diodo:

¿Cuándo es más aconsejable?
El uso del láser diodo para depilación es aconsejable y se consiguen mejores y más rápidos resultados cuando el pelo es grueso y oscuro y la piel es de fototipo bajo ( de I a IV). Esto no quiere decir que no se pueda tratar otros tipos de pelo y fototipos más altos con este método. a. Su mayor penetrabilidad hace que sea aconsejable emplear el láser de diodo cuando el pelo es más profundo. Además, la estructura de la pieza de mano permite ejercer presión sobre la piel al disparar, con lo cual el espesor de la dermis se aminora y se acerca al objetivo del tratamiento (el área matricial del pelo) a la emisión del láser, optimizando su eficacia. En nuestra clínica personalizamos los tratamientos de depilación láser en función de las características del pelo y de la piel de cada paciente.

Depilación con IPL:

Mediante la luz pulsada, técnica evolucionada de los equipos láser, se consigue la destrucción progresiva y permanente de los folículos pilosos de la región tratada. A diferencia de otras técnicas, incluso del láser, la luz pulsada puede ser empleada en cualquier tipo y color de piel (oscura o clara), cualquier color o tipo de pelo (grueso o fino, claro u oscuro) y en cualquier localización corporal, puesto que es una técnica absolutamente indolora. Por ello, no es preciso la utilización de ningún anestésico local ya que la piel no sufre durante su aplicación: después de la sesión de depilación, solamente quedará un discreto eritema durante escasos minutos, que desaparecerá espontáneamente.

El resultado es un tratamiento de depilación magnífico, eficaz, seguro y económico. Las sesiones son rápidas puesto que el tamaño del cabezal manual utilizado permite depilar grandes áreas.

Con ambos procedimientos, para que el tratamiento sea efectivo, debe haber vello a ras de piel a la hora de la aplicación.

El número de sesiones varía según el área a tratar, la cantidad de vello, el tipo de piel, la duración del ciclo de crecimiento piloso de cada zona, etc., pero normalmente se necesitan de 5 a 8 sesiones para lograr el resultado buscado. En resumen, la fotodepilación con DIODO o IPL es un método de depilación cosmética progresiva eficaz que produce eliminación definitiva del vello o miniaturización, tanto para hombres como para mujeres, para retirar pelo de cualquier localización y en cualquier edad. El éxito de la depilación dependerá de cada paciente en particular y, como ya se ha comentado, el número de sesiones no se podrá determinar previamente.

En general, se considera que la efectividad de la fotodepilación, está en torno al 85%-90% de la eliminación del vello corporal, siempre y cuando esta reúna las condiciones correctas. Existirá un pequeño porcentaje de recrecimiento del vello, pero este será más fino, más débil y de color más claro como consecuencia de la miniaturización que sufren los folículos por la acción de la energía luminosa que quema la raíz del pelo. Los pelos irán desapareciendo paulatinamente conforme se repita la exposición a la misma.
Si estás interesado en probar este tratamiento para mejorar tu apariencia, puedes programar tu cita de valoración ingresando a la sección de cita y llenando el formulario para dar el primer paso hacia una renovación de tu imagen.